Archive for the Personajes Category

Karel Poborsky, el primer ídolo Checo

Posted in Personajes with tags , , , , , , , , , , , on 5 03UTC rdUTCp3010UTC06bFri, 03 Jun 2011 16:10:46 +0000UTC 03UTC 2008 by gjoffre

En la Euro de 1996 si bien ganó Alemania, una selección brilló por su fútbol y el espectáculo que brindó. República Checa fue llamada a convertirse en revelación y con Karel Poborsky, como su máxima estrella de aquel seleccionado que terminó en segundo lugar.

Poborsky fue un mediocampista que ocupaba la banda derecha y llegó al Manchester United después de la Euro ´96, pero lamentablemente no pudo brillar como se esperaba, producto que un tal David Beckham se apoderó del mismo puesto, relegándolo a un segundo plano.

Nació el 30 de marzo de 1972 en Trebon, Checoslovaquia. Debutó como profesional en 1991 en el Ceske Budejovice para retirarse en el mismo club el 2007. A lo largo de su carrera ganó tres ligas checas y una Premier.

Debutó como internacional en el primer partido que la República Checa jugó tras separarse de Eslovaquia y ostenta el récord haber defendido más veces a su selección, 118 partidos y 8 goles.

En la actualidad es el secretario técnico de la selección checa y es además el presidente del Dynamo Ceske Budejovice, su último equipo.

Brian Clough, Rey de Copas

Posted in Personajes with tags , , , , , , , , , on 5 24UTC thUTCp3112UTC05bTue, 24 May 2011 16:12:49 +0000UTC 24UTC 2008 by gjoffre

Este verano me tocó asistir a un festival de cine que tradicionalmente se hace en Santiago y entre las películas que quería ver era Damned United, inspirada en la vida del técnico inglés Brian Clough. No me corresponde criticar o alabar lo visto, pero sí puedo decir que el polémico José Mourinho tiene muchas similitudes con este polémico y particular estratega.
A continuación, dejo una excelente nota extraída de Clarín sobre la vida, obra y camarín de Brian Clough.

The Damned United
Brian Clough fue el artífice de uno de los milagros más grandes de la historia del fútbol: llevó al Nottingham Forest de la Segunda División a ser bicampeón de Europa en sólo cuatro años (entre 1977 y 1980). De él se escribieron libros y canciones; se hicieron películas y videojuegos. Recibió la Orden del Imperio Británico y le construyeron tres estatuas. Sólo claudicó ante un rival: el alcohol.

Ya en 1991 Brian Clough era un superhéroe de dos ciudades y de dos equipos con una gran rivalidad futbolística: el Derby County y el Nottingham Forest. En esos dos clubes que no pertenecían a la elite del fútbol inglés había construido los mejores momentos de la historia de cada uno. Un año antes, la Universidad de Nottingham lo había nombrado doctor honoris causa como Master of Arts. En breve, recibió la Orden del Imperio Británico con el rango de oficial. Esto le permitía que le trataran oficialmente añadiendo las iniciales OBE (Officer of the British Empire) tras su nombre. Entonces, al momento de las solemnidades, el inmenso Clough respondió con su habitual irreverencia y lucidez. Dijo que las iniciales debían ser de su apodo Old Big ‘Ead (“viejo creído”).

Nunca se sabía bien si hablaba en serio o en broma. Parecía invariablemente a mitad de camino entre la arrogancia y la simpatía. Salvo cuando se dedicaba a lo suyo: el fútbol. Había sido delantero del Middlesbrough (la ciudad de su nacimiento; el club del que se hizo hincha en los días de la niñez) y del Sunderland. Sus estadísticas lo cuentan como un goleador tremendo: hizo 267 goles en 296 partidos, entre 1955 y 1965. También jugó, pero sin tanto éxitos, en el seleccionado inglés. Una lesión ligamentaria en una de sus rodillas lo obligó a retirarse a los 29 años. Curiosamente, lo mejor estaba por venir. Comenzó su recorrido como entrenador con una aceptable campaña con el Hartlepool. Ese paso marcó uno de los rasgos de su carrera: pelearse con las autoridades, en este caso, con el presidente Ernie Ord. En consecuencia, junto a su inseparable ayudante y amigo Peter Taylor, partieron rumbo al Derby County, que llevaba diez años en la Segunda División. Y consiguió lo que parecía imposible: en cuatro años llevó al equipo a ganar el título en la Liga inglesa (hoy Premier League) y luego a las semifinales de la Copa de Europa, en la que fue eliminado en unas semifinales de escándalo por la Juventus. Volvió a pelearse con las autoridades del club, que lo consideraban inmanejable. Y decidieron echarlo. Al día siguiente recibieron dos mensajes: el primero, una carta del plantel solicitando que regrese el entrenador; el segundo, fue multitudinario: los hinchas organizaron la campaña Bring Back Clough (“traigan de vuelta a Clough”). No hubo caso: Clough prefirió irse a dirigir al Brighton, de la Tercera División, y luego al Leeds United. No le fue bien.

Pero no fue el final, se trató apenas de un impulso: en enero de 1975, asumió en el Nottingham Forest. Uno de los milagros más grandes de la historia del fútbol estaba por suceder. Entre 1977 y 1980 el equipo pasó de la Segunda División a ganar siete títulos (una Liga, dos Copas de la Liga, una Community Shield, dos Copas de Campeones de Europa y una Supercopa de Europa). Tenía una varita mágica: convertía a jugadores desconocidos en figuras. Un caso emblemático fue el de John Robertson, quien cuando llegó al Forest iba a ser vendido a un equipo de Tercera División. Luego fue clave en ese ciclo impresionante. Decía Clough sobre él: “Era un joven realmente muy poco atractivo. Si un día me estaba encontrando un poco mal, me sentaba al lado suyo. Yo parecía Errol Flynn comparado con él. Pero le dabas un metro de césped y era un artista. El Picasso de nuestro equipo”.

Su ciclo en el Forest continuó hasta 1993 y ganó otras dos Copas de la Liga (en 1989 y 1990). Esos dos trofeos fueron los últimos en la historia del club. Con la partida de Clough el Nottingham fue perdiendo terreno. Y su mayor motivo de orgullo, ahora, parece ser evocar al increíble Clough.

Nunca lo eligieron para dirigir al seleccionado inglés. Una rareza. O no tanto. Lo explicó él mismo, en alguna oportunidad: “Estoy seguro de que los encargados de decidir al seleccionador inglés pensaron que si me daban el cargo, hubiera querido manejar todo. Fueron astutos: es exactamente lo que habría hecho”. Era políticamente incorrecto.

Clough siempre se manifestó socialista y le ofrecieron en varias oportunidades un puesto en el Partido Laborista para ser candidato al parlamento inglés. Nunca aceptó. También militaba: era habitual que participara de las marchas de apoyo a las huelgas de los mineros, incluso formando parte de los piquetes. Y firmó el manifiesto de fundación apoyando a la Anti-Nazi League, una organización de izquierda que tuvo su apogeo a finales de los años 70.

Cuando dejó su cargo de entrenador, ya conocía algún infierno del alcohol. En 2002 publicó una autobiografía titulada “Cloughie: Walking on water” en la que además de repasar toda su carrera cuenta en detalle sus problemas con la bebida. Pero tenía humor incluso para eso: en la presentación del libro se refirió al título elegido y dijo “¿caminar sobre el agua? Supongo que mucha gente estará diciendo que en vez de caminar sobre ella, debería haberla tomado más en mis bebidas. Tienen toda la razón”.

Murió el 20 de septiembre de 2004 debido a un cáncer de estómago. Tuvieron que habilitar un estadio, el Pride Park de Derby, para que lo fuera a despedir tanta gente que lo quería. No se recuerdan en la ciudad de Derby tantas ofrendas florales juntas.

Antes y después de su adiós, recibió todos los tributos: le escribieron libros y canciones; hicieron videojuegos y películas; una de las tribunas The City Ground, el estadio del Forest, fue reedificada en 1980 con su nombre; en julio de 2004, el tranvía #215 de Nottingham fue renombrado “Brian Clough”; en agosto de 2005, se comenzó a llamar “Clough Way” el tramo de la carretera A52 que une Derby con Nottingham; en ambas ciudades, hay una estatua que lo recuerda; lo mismo sucede cerca de la casa en la que se crió, en Middlesbrough.

Una vez, ya consagrado, le preguntaron cuál había sido el día más feliz de su vida. Y el dueño de tantos éxitos, El Rey de Copas, respondió: “Cuando me casé con mi esposa Barbara”. Lo dijo serio, convencido. El inolvidable Clough también sabía ofrecer homenajes.

Brian Clough

El asesinato de Robledo

Posted in Curiosidades, Fútbol Chileno, Personajes with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 5 19UTC thUTCp3142UTC01bWed, 19 Jan 2011 14:42:41 +0000UTC 19UTC 2008 by gjoffre

Jorge y Eduardo Robledo se fueron muy pequeños desde Iquique con su madre inglesa (Elsie Oliver) a Gran Bretaña. Ambos se hicieron futbolistas y se transformaron en los primeros chilenos en jugar en la liga inglesa y en titularse campeones defendiendo los colores del Newclastle (1948-53).

Jorge Robledo fue el más conocido de los dos hermanos, delantero potente, goleador. Dejó una huella única en el fútbol chileno (incluso se llegó hablar de la “Era Robledo”). Eduardo o más conocido como Ted jugaba con la 6. Tenía un físico destacado y junto a su hermano construyeron una destacada carrera: Barnesley FC (1946-48), Colo – Colo (1953-56), seleccionados chilenos.

Ted se retira en 1958 jugando sus dos últimos años en el Notts County. Regresó a Chile y ejerció como técnico electrónico en la plante de rastreo satelital que la NASA instaló en aquellos años en Chile. Pero en 1965 el fútbol retornó a su vida y se aventuró como DT en el Once Municipal de El Salvador. Duró poco como técnico. A los pocos años comenzó a trabajar para la petrolera estadounidense Internacional Drilling Co.

En Brasil instaló torres, después el trabajo lo llevó a África y el Golfo Pérsico donde encontró la muerte en 1971. Desde Dibbah, Omán, la noticia de France Presse golpeó duro a su hermano Jorge. “Asesinado Ted Robledo. Se abre investigación en el sultanato de Omán”.

Ted Robledo fue un tipo muy reservado. Podía pasar horas en silencio, pese que además del español, dominaba el inglés y el alemán.

La causa se cerró 3 meses después del juicio. El único acusado, el capitán del barco “Assahm” Heinz Bessenich fue absuelto por falta de pruebas. Tenía 42 años, era un “patiperro” y una historia ligada al fútbol eclipsada por el enorme brillo de su hermano Jorge. Desde entonces y hasta hoy, Chile no tiene embajada ni consulado en Omán.

Ted Robledo

 

Los 10 post más leídos de 2010

Posted in Mundiales, Personajes on 5 30UTC thUTCp3105UTC12bThu, 30 Dec 2010 08:05:52 +0000UTC 30UTC 2008 by gjoffre

2º lugar: Tomas Brolin, el AS de Suecia

“Tata” Riera

Posted in Fútbol Chileno, Personajes with tags , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , on 5 28UTC thUTCp3058UTC09bTue, 28 Sep 2010 17:58:17 +0000UTC 28UTC 2008 by gjoffre

Quizás la imagen que todos tenemos de Fernando Riera, es una en blanco y negro, donde se ve al Maestro en andas rodeado por sus dirigidos de la mítica selección del ´62. Pero la vida de este gran director técnico no empezó ni terminó con el Mundial de Chile ´62, sino que su carrera comenzó muy temprano en 1937 como jugador de fútbol vistiendo los colores de Unión Española. Posteriormente fue campeón con Universidad Católica en 1949. Curiosamente, fueron las únicas camisetas que defendió en Chile, porque en 1950 emigra a Europa a jugar por el Stade de Reims de Francia (cosa muy inusual por aquellos años, especialmente para un jugador chileno). En 1952 recaló en el FC Rouen y al año siguiente viste los colores de Deportivo Vasco en Venezuela. En 1953 vuelve a Francia a defender al FC Rouen hasta que se retira en 1954.

Riera destacó como delantero y eso lo hizo defender a Chile en variadas ocasiones, siendo la Copa del Mundo de Brasil ´50 su única participación mundialista. En aquella oportunidad jugó un solo partido y marcó uno de los cinco goles en el triunfo con Estados Unidos que hasta hace muy poco, era el último triunfo de un seleccionado chileno jugando fuera de casa.

En 1954 inicia su extensa carrera como entrenador. El Os Belenenses de Portugal fue su primer equipo por 3 años consecutivos, hasta que en 1957 se enfrenta a su mayor reto, hacerse cargo de la selección chilena, equipo que anfitrión de la Copa del Mundo de 1962. El 3er lugar le vale el reconocimiento mundial y lo lleva a dirigir al bicampeón de Europa, el mítico Benfica de Portugal, cuadro donde militaba el gran Eusebio. Con el cuadro luso obtiene un subcampeonato europeo y dos ligas de Portugal en 1962/63 y 1966/67.

El 23 de Octubre de 1963 obtiene otro gran honor. La FIFA organiza un partido homenaje en Inglaterra por los 100 años de la Federación Inglesa de Fútbol y Fernando Riera es el encargado de dirigir al seleccionado Resto del Mundo IX, el cual contó con notables figuras del fútbol mundial y que se enfrentó a Inglaterra en el mítico Estadio de Wembley:

Lev Yashin (Unión Soviética)

Milutin Soskic (Yugoslavia)

Djalma Santos (Brasil)

Luis Eyzaguirre (Chile)

Karl-Heinz Schnellinger (Alemania Federal)

Svatopluk Pluskal (Checoslovaquia)

Jan Popluhar (Checoslovaquia)

Josef Masopust (Checoslovaquia)

Jim Baxter (Escocia)

Raymond Kopa (Francia)

Eusebio (Portugal)

Denis Law (Escocia)

Alfredo Di Stefano (España)

Uwe Seeler (Alemania Federal)

Pelé (Brasil)

Ferenc Puskás (Hungría)

Francisco Gento (España)

Nacional de Uruguay, Boca Juniors de Argentina, Oporto y Sporting de Lisboa de Portugal, Español y Deportivo la Coruña de España junto al Monterrey de México fueron los cuadros que dirigió internacionalmente. En Chile, Universidad Católica, Palestino, Universidad de Chile y Everton disfrutaron de su visión y sabiduría.

Hoy, son cientos de páginas, sitios webs y blogs donde se ha escrito de la vida y obra de Fernando Riera. Su legado permanecerá por siempre porque escribió páginas gloriosas en el fútbol chileno y Pepelotas no podía dejar de homenajear al gran “Tata” Riera. ¡Hasta siempre!

Fernando "Tata" Riera

Franklin Lobos… VIVEN!!!!

Posted in Fútbol Chileno, Personajes with tags , , , , , , , , , , on 5 23UTC rdUTCp3159UTC08bMon, 23 Aug 2010 16:59:05 +0000UTC 23UTC 2008 by gjoffre

Es imposible abstraerse a la realidad vivida por 33 mineros estas últimas semanas. Ayer Chile celebró saber que estaban con vida, bocinazos, gente abrazándose, banderas, una sensación única y muy especial. PEPELOTAS pensó en un homenaje a estos sacrificados hombres centrando este post en Franklin Lobos.

Vale la pena leer este artículo extraído del Diario Olé de Buenos Aires. Franklin Lobos VIVE!!! Los 33 mineros VIVEN!!!!

Franklin Lobos es uno de los 33 sobrevivientes atrapados en la mina chilena de Atacama. Fue delantero de Cobresal, mandó a Zamorano al banco y hasta vistió la camiseta de la selección.

“Lo que pasa es que, en los años 70 y 80, los futbolistas cotizaban como empleados particulares. En 1983, se cambia al nuevo sistema y muy pocos hicieron el cambio…”. Carlos Soto, presidente de la Asociación de Futbolistas Profesionales de Chile, es el dueño de estas palabras. Una interpretación de por qué Franklin Lobos López, con sus 53 años y su pedigree futbolero, es uno de los 33 sobrevivientes del milagro de Atacama…

Es un tema social. Gremial. De rebote mundial…

La noticia recorrió el mundo. Y era una noticia de las buenas. Tanto que la anunció oficialmente Sebastián Piñera, el presidente trasandino. Lo que parecía una tragedia nacional terminó en fiesta popular. Desde hace 17 días, 32 trabajadores chilenos y uno boliviano, quedaron sepultados a 700 metros de profundidad tras un derrumbe en la mina San  José de la empresa San Esteban, en la región de Atacama, a 80 kilómetros de Copiapó y a 800 de la capital Santiago. Ayer por la tarde, después de la enésima excavación, hubo pruebas de vida. La frase escrita mano, con fibrón rojo, sobre una rugosa hojita de papel, les devolvió el semblante a toda una nación. Y la felicidad cruzó todas las fronteras. “Estamos bien en el refugio los 33”, se leía. Uno de ellos era Franklin Lobos López.

Como buena parte de los habitantes del norte chileno, la minería es la fuerza de trabajo que moviliza a la región. Cobreloa, en Calama, es el abanderado de estos clubes chicos que se forjan bajo tierra y en pleno desierto. “Para la gente de Calama, la vida consistía en terminar cuarto medio –nuestro Secundario-, salir del colegio y trabajar en Codelco. Trabajar en una mina era lo máximo porque llegar a la Universidad de Antofagasta era muy difícil”, recuerda el Chifli Rojas, un lugareño que hoy es ayudante de campo en Santiago Wanderers. Aunque lo de Lobos no era una excepción a la regla. “Hay muchos futbolistas ex profesionales en la mina. Como en todo el Norte. Como su vida laboral es sólo hasta los 36 años, las compañías mineras, que son dueñas de los equipos, les ofrecen trabajo en la mina”, comentaba William, uno de sus sobrinos. Y Franklin, con 53 años, aceptó el reto. Mientras despuntaba el vicio dándole a los tiros libres en el amateur equipo de Comercio, optó por hacer las veces de chofer de la empresa. Llevar y traer a los mineros bien abajo, sacarlos para almorzar, devolverlos a sus tareas… Y así todos los días. Siete se trabajaban, siete descansaban. Alternadamente. Hasta que la luz se apagó.

El Mortero Mágico, como se lo conocía, jugó en La Serena, Santiago Wanderers, Regional Atacama, Cobresal, Deportes Iquique, y hasta vistió la camiseta de la selección chilena que se clasificó a los Juegos Olímpicos de Los Angeles en 1984. Tres años más tarde, en Cobresal, vivió una situación particular. Cerquita del retiro, pero titular inamovible, su presencia mandaba al banco de suplentes a un joven… Iván Zamorano. “El era la figura del equipo y yo apenas entraba algunas veces. Me acuerdo de que una característica que nunca volví a ver en otro jugador: en los tiros libres golpeaba la pelota con el tobillo dándole un efecto especial a la pelota. Ahora pido a Dios que puedan salir sanos y salvos”, recordó y rogó el propio Bam Bam.

Cuando la noticia se conoció en la tarde de ayer, hubo festejos en el centro de Santiago y por las callecitas del Norte, se vieron camisetas de todos los equipos mineros de la región. Era el triunfo de todo un país. Los jugadores de Cobresal les dedicaron a los sobrevivientes el triunfo de visitante ante O’Higgins de Rancagua y hubo augurios en todas las canchas chilenas, a casi seis meses de uno de los más grandes terremotos que el país vivió. Todos se abrazaron. Dentro y fuera del refugio…

Fuente: Diario Olé

Cherro, “Cabecita de Oro”

Posted in Personajes with tags , , , , , , , , , , , , , , , on 5 03UTC rdUTCp3104UTC03bWed, 03 Mar 2010 10:04:07 +0000UTC 03UTC 2008 by gjoffre

Anoche Martín Palermo, “El Loco” igualó el récord histórico que tenía Roberto Cherro desde 1938 con 218 goles con la camiseta de Boca Juniors. ¿Pero quién fue Roberto Cherro?

“Cabecita de Oro” nació en 1906 en Buenos Aires, Argentina. De gran físico, se caracterizó por su potente juego aéreo. Goleador, hábil y veloz, lo hacían resolver mentalmente muy rápido las jugadas en el área.

Si bien su apellido italiano de origen era Cerro, la pronunciación del mismo al castellanizarlo lo transformó en Cherro (algo similar le pasó a Batistuta, que su apellido original era Battisttutta con 6 “t”).

Sus pasos como futbolista se originaron en Sportivo Barracas (amateur), Boca Juniors donde disputó 301 partidos, para terminar su carrera en Ferrocarril Oeste. Obviamente que su tremenda capacidad goleadora lo llevaron a vestir la camiseta de la Selección Argentina, donde jugó 16 partidos convirtiendo 12 goles.

Con la albiceleste lo llevó a obtener la Medalla de Plata en los Juegos Olímpicos de Amsterdam ´28 y la Copa del Mundo de Uruguay ´30 donde la Argentina cayó derrotada en la Final ante el equipo anfitrión por 2-4.

En 1965 a los 59 años fallece para transformarse en una leyenda eterna de Boca Juniors.

Roberto Cherro